¿Te ha pasado alguna vez, que hay alguien en tu vida a quien no soportas, que no te cae bien o que te hace la vida difícil?
Si es así y quieres salir de esa situación, te hará falta ponerle un cambio de mirada…
¿Por qué lo digo? Porque nadie te hace sentir nada que tú no le permites…
Seguramente lo que sientes es involuntario y lo detectas porque una alarma se activa dentro de ti. Puede ser por medio de un pensamiento negativo o por algún dolor corporal.
Cuando esto se repite, te puedes ver identificado por algunos de estos puntos entre otros:
1.- te has acostumbrado a esa situación, cada vez estás peor y a pesar de todo tragas con todo lo que caiga.
2.- tus dolencias corporales son cada vez mayores, junto con tú malestar emocional, ya tienes dos preocupaciones
3.- te has cansado de esa situación y no puedes más, necesitas ver la luz, porque ya has tocado fondo.
Pues si es así, necesitas reconducirte.
Manos a la obra.
Tanto si es un familiar, compañero de trabajo, jefe o vecino, con el que tienes que lidiar de manera continua, sin opción de mirar a otro lado y pasar de la otra persona, hazte cargo de qué puedes hacer por ti.
¿Primera pregunta que te puedes hacer?
• ¿Qué puedo aprender de esta situación? …. Observa más atentamente a la otra persona y cómo te comportas ante ella.
Analiza-te
Tú eres el que sientes, tú eres el que has de hacer el cambio.
• ¿Qué puedo hacer diferente que no he hecho hasta ahora?…
Empieza a hacer pequeños cambios, en los que te has de ver encontrar cómodo. Obsérvate/obsérvale.

Recuerda, dos no se arreglan si uno no quiere.
Tú no quieres estar mal ante esa situación, pero como no está solo en tu mano, mira dentro de ti, para darle solución con otra perspectiva que es necesaria para convivir de una manera más sana y neutral. Sobre todo, para ti.
Si ya estás comenzando a hacer tus propios cambios, estos son algunos de los beneficios que tiene el hecho de empezar a ser tú mismo el responsable de tus emociones:
1.- adquirirás conocimiento
2.- aprenderás de tu propia experiencia
3.- tendrás nuevos hábitos
4.- las decisiones que vayas tomando te fortalecerán en tu madurez
5.- aprenderás a vivir sin la mochila de otros
6.- te darás cuenta que eres el dueño y señor de tu estado emocional Esto te lo tienes que currar mucho. Es posible

¿Qué te impide intentarlo?
Pon un cambio de mirada a esa situación que te incomoda, para que tú mismo encuentres la solución de lo que te sucede…

Coaching motiva te aporta eso que necesitas para apostar por ti.

###qué quieres dar a los demás, que no te das a ti mismo? 💝

#valores #conuncambiodemirada #emociones #aprendizaje #hábitos#despertar

Escrito por Carol González

Desde una crisis personal y no viendo con claridad el camino por dónde tenía que seguir, hace nueve años, empecé con un libro de crecimiento personal. Caminando en la búsqueda de mi yo interior. Reconocí que estaba viviendo una vida sin sentido y llena de preguntas sin respuestas. Esto hizo que mi curiosidad y ganas de encontrarme moldease la personalidad que tenía, por la que verdaderamente quería tener. Salió el ego, la culpa, la rabia y el miedo ante un camino desconocido que me impedía avanzar. Rescaté mi ilusión, mis sueños, mi fuerza y perseverancia a través de identificar los valores que necesitaba y con ellos, llegó la confianza que hizo realidad la vida que tengo ahora. Mi vida personal y profesional cambió drásticamente. Esto me trajo una vida con sentido, con propósito y con amor, donde la rutina dejó de ser la norma, la calma llegó para quedarse y la seguridad en mí misma me mostró que con mis valores y con la convicción de quién era yo, podía mostrar que si yo lo había conseguido, tú también lo puedes conseguir. Solo te hacen falta dos cosas, compromiso y confianza. Si los tienes, lo conseguirás. Si no los tienes, puedes trabajar para alcanzarlo... y todo comienza revisando tus valores y preguntándote qué quieres en tu vida.... No tengo una carrera universitaria, pero sí tengo la seguridad de creer en mí y cuando crees, creas. Creo firmemente que he encontrado mi camino. Ahora soy yo la que toma mis propias decisiones, la que dirige mi vida y soy libre dentro del mundo en el que vivimos.... Sé que tengo mucho que aprender en la vida y quiero seguir aprendiendo... Cuando te rodeas de personas y situaciones que suman, sabes que el camino es el correcto. Por eso como siempre decimos... Seguimos caminando.

0 Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.